Civilizando

Cierro el año con otra volada, que ya tocaba.

Por aquello de publicar antes de que empiece 2018, esta vez he hecho algo de trampa y he usado una plancha de pradera de montaña prefabricada de Mig Jimenez. De todas maneras he tenido que añadir un trozo “scratch” ya que a la plancha comprada le faltaban unos centímetros para cubrir la base. Además, he añadido parches de tierra, algunas flores, y le he dado unos lavados a algunas piedras para dar algo más de vidilla al asunto.

La puerta sí que está hecha desde cero: varilla de plástico cuadrada para el marco, piececillas de bisutería para el pomo y la maneta de la puerta, lonchitas de tubo de plástico para las cerraduras y la mirilla, lámina de plástico para las placas de la cerradura y cartón pluma para la hoja de la puerta.

Pinturas y barnices acrílicos, cola blanca y para la base, una vieja caja de madera de 26 x 14cm.

La escala de la cosa debe andar alrededor de 1:35.

 

 

 

Salud, buen pulso, y buen año a toda la gente de buena voluntad!

(a la gente de mala voluntad, que le den)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.