Isla flotante

Pues esta es la primera pieza de este año que acabamos de estrenar.

Es un capricho para autoconsumo que he hecho con un armazón metálico pensado en origen para poner «plantas de aire» (Tillandsias), las cuales he intentado mantener vivas en varias ocasiones fracasando estrepitosamente en todas ellas. Una pena.

Pero como no hay mal que por bien no venga y todo eso que se dice cuando algo sale mal, el armazón ha servido para tener algo verde y bonito a lo que sólo habrá que quitarle un poco el polvo de vez en cuando.

BLOG01

 

 

 

La clave de esta pieza es el trozo de madera de olivo que me envió mi amigo Carlos Parla de Custom WarGames  y que tiene una forma, textura y color preciosos de por sí. Lo que le he echado por encima con algo de gracia es una combinación de cesped de Pablo el Marqués , polvillo fino de Landscapes in Detail para el musgo, arbustillos de fabricación propia y pequeñas plantitas naturales preservadas y pintadas por un servidor.

Y eso es tó…, eso es tó…, eso es todo, amigos!

¡Salud y buen pulso!

 


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.